Incapacitación judicial

En muchas ocasiones por razones de incapacidad mental algún familiar es incapaz de llevar a cabo acciones o tomar decisiones que permitan mantener la salvaguarda de su patrimonio, en cuyo caso será necesario la incapacitación judicial mediante la cual se nombrará a un tutor que velará por preservar las propiedades e intereses del incapaz.

Para la incapacitación deberá acreditarse con informes médicos las limitaciones del incapaz. En la tramitación del proceso jucidial el juez nombrará el tutor más adecuado para actuar en nombre del incapacitado.